El masaje erótico como fantasía sexual
16 Febrero, 2017
Expo Eco Salud y masajes, la combinación perfecta
12 Abril, 2017
Show all

Mejora tu bienestar con un buen masaje

[Total:0    Promedio:0/5]

El masaje es un método de relajación que se ha utilizado por milenios en distintas civilizaciones, desarrollándose entre diferentes técnicas, algunas tienen fines terapéuticos. La duración promedio de un masaje está entre los cinco minutos y las dos horas y pueden resultar beneficiosos para mejorar los siguientes problemas:

  • Ansiedad

La ansiedad representa una distorsión involuntaria de los pensamientos que mantienen al individuo en estado de amenaza,  generando tensión física que puede ser mejorada con masajes de relajación.

  • Cáncer

El masaje es efectivo para mejorar los síntomas del cáncer, como dolores físicos, fatiga, inflamación, entre otras.

  • Estrés

Un masaje puede bajar los niveles de estrés ocasionados por el exceso de trabajo, problemas económicos, relaciones sentimentales, tensiones familiares, desorden y confusión, liberando endorfinas como consecuencia de la relajación.

  • Descanso

Un buen masaje a la hora de dormir ayuda a relajar los músculos y eliminar las tensiones físicas promoviendo el descanso de las personas que sufren de insomnio u otros trastornos del sueño y garantizar una buena noche para mejorar el estado de ánimo.

  • Problemas con el corazón

Las personas que padecen problemas del corazón pueden mejorar su estado de ánimo y el ritmo cardiaco mediante masajes que estimulen la relajación, bajando el riesgo de ataques cardiacos.

  • Dolor

Los problemas relacionados con el dolor crónico pueden disminuir con sesiones constantes de masajes, en la medicina, son recomendados para bajar la sensación de dolor ocasionada por quistes, tumores, operaciones o accidentes, aplicados en modo de terapia física.

  • Sistema Nervioso

Durante los masajes la circulación de la sangre mejora, evitando así complicaciones con el sistema nervioso.

Tipos de masaje

  1. Masaje circulatorio: es el que activa la circulación de la sangre y ayuda con la eliminación de toxinas.
  2. Masaje deportivo: es recomendado por la ciencia para rehabilitar deportistas que hayan sufrido alguna lesión, relajar la tensión muscular -creada por la ardua actividad física-, y aumentar la flexibilidad.
  3. Masaje linfático: es el que permite que el flujo de la linfa se mantenga estimulado y ayuda con el sistema endocrino.
  4. Masaje de relajación: este tipo de masaje estimula el sistema nervioso, oara combatir la tensión acumulada otorgando bienestar para la persona que lo disfrute.

Los masajes también tienen fines estéticos, se dice que estos mejoran la apariencia de la piel, ayudan al crecimiento del cabello (masajes capilares), y aceleran el proceso de pérdida de grasa, elimina la celulitis, el envejecimiento y hasta problemas menores como el acné.